jueves, 17 de noviembre de 2011

Mérida.La Falla de Albarregas

La ciudad de Mérida se encuentra en una terraza cortada por varias fallas menores como El Teleférico, La Parroquia, Santa Juana, Panamericana, Albarregas y La Hechicera .
Click en las imágenes  para verlas más grandes:
 Desde el punto de vista de la amenaza sísmica la falla Albarregas tiene relativa importancia, no sólo porque atraviesa Mérida, sino también por la longitud (25 – 30 km) que alcanzaría su traza de ser continuación o parte de la falla de Mucujún, lo que supondría un sismo máximo posible de M = 6.5 si se considera que la ruptura no excede la longitud de la falla. 

Sin embargo, se debe apuntar, que no hay evidencia instrumental de actividad sísmica de la mencionada falla. De tal manera, que cualquier investigación que aporte información respecto de esta falla y su posible conexión con la falla de Mucujún representaría una contribución importante al estudio de la amenaza sísmica de la ciudad. 
En ese sentido se plantea en este trabajo la obtención de evidencias, que refuercen lo que hasta ahora se conoce de la mencionada falla, mediante el análisis de la concentración de radón en suelo, en varios sitios de la meseta.

Desde mediados del siglo XX se ha venido experimentando con este gas como posible elemento precursor de la actividad sísmica.


Conclusiones:
Desde el punto de vista de los trabajos de microzonificación sísmica de una ciudad, la aplicación del método de análisis de la concentración de radón en suelos promete ser de utilidad, aunque bajo condiciones que varían de acuerdo al grado de urbanización. En principio aporta una herramienta relativamente confiable, tal como se mostró en el presente caso, para localizar fallas que pudieran estar ocultas. 

Por otro lado, los resultados obtenidos constituyen una evidencia adicional, de que efectivamente la ciudad de Mérida se encuentra cortada longitudinalmente por una falla activa  que se prolonga al noreste más allá de los límites de la ciudad. 

Hecho éste que debe tener consecuencias inmediatas sobre los planes futuros de desarrollo de la ciudad y que debe ser reflejado en el mapa de microzonificación bajo consideraciones especiales, ya que puede ser un indicativo de un mayor potencial sísmico.