miércoles, 27 de abril de 2011

Europa.Fallas Geológicas y Sísmicas


 La mayor parte de las montañas del continente europeo se encuentran en el sur,  y como sucede en la Península Ibérica, esa larga serie de cadenas montañosas tienen su origen en la Orogenia Alpina.

 Los Alpes son la principal cordillera Europea, es el Elbrus (en el Cáucaso), la montaña más alta del continente.
En el sur de Europa, además de la elevada Peninsula Ibérica y sus sistemas montañosos, se encuentra el Macizo Central Francés, los citados Alpes, los Apeninos, los Alpes Dináricos, los Balcanes, los Cárpatos y el Cáucaso.

Más allá de ese gran arco montañoso que rodea el norte del mar Mediterráneo encontramos las grandes llanuras europeas, la Llanura Central Europea, la Llanura Atlántica y al este la Llanura Europea Oriental.

 
Estas llanuras son las tierras más antiguas de Europa y a la erosión de millones de años se sumaría la provocada por las Glaciaciones, por ejemplo en la última (la Würm - que comenzó hace 100.000 años y terminó hace 12.000 - Es a la que se suele hacer referencia cuando se habla de las glaciaciones de la Prehistoria.

Los enlaces de los siguientes:



En la región euro-mediterránea se observa que los valores más altos de la peligrosidad sísmica se alcanzan en Islandia, localizada sobre la dorsal centro-atlántica, que constituye un borde de placa divergente, y en el este del Mediterráneo, donde el régimen tectónico es extremadamente complicado por la convergencia de la placa Africana y de Arabia con la Euroasiática, y en particular por la interacción de la microplaca de Anatolia con la placa Euroasiática y la placa de Arabia.

Este mapa de peligrosidad sísmica esta  asociada a un período medio de retorno de 475 años,por eso es que en Europa el riesgo es alto,en ciudades donde la gente piensa que no han ocurrido sismos altos y es de esa zona donde he visto coincidencias,eventos en zonas de memoria sísmica,en sitios donde ya se han dado terremotos,hace 200,300 y mas de 400 años atrás.  

Desde un punto de vista geológico, Europa está formada, de norte a sur, por una serie variada de estructuras geológicas que contribuyeron a crear las numerosas regiones que constituyen su paisaje (masas de rocas cristalinas estables, materiales sedimentarios, acción de las falla en las placas, plegamientos y volcanes).

En Finlandia y en la península Escandinava el relieve surge durante la era precámbrica y forma las montañas de Suecia y la meseta de Finlandia. La meseta finlandesa y la costa de Noruega fueron labradas por la glaciación, provocando la erosión de las mesetas y fiordos mas profundos. Un ejemplo de la erosión es el desgaste de los picos de Noruega en las islas Británicas.

La segunda región geológica  destacada es un cinturón de materiales sedimentarios, que se extiende desde el suroeste de Francia hasta el interior de Rusia occidental y parte del sureste de Inglaterra. Aunque deformadas en algunos lugares para formar cuencas, estas rocas sedimentarias, están lo suficientemente niveladas como para formar la gran llanura europea. Los mejores suelos de Europa se encuentran en la llanura, a lo largo de su margen meridional debido al deposito de sedimentos. 

Al sur de la gran llanura europea, una franja de estructuras geológicas diferentes se extiende a través de Europa y crea los paisajes más intrincados del continente, las montañas centroeuropeas. En toda esta región las fuerzas de los plegamientos, las fallas , los volcanes y las elevaciones han interactuado para crear montañas, mesetas y valles alternos. 
El precámbrico es un periodo geológico que abarca desde los 4200 m.a hasta los 540 m.a. La orogenia Caledoniana (en morado - hace 440 m.a) es la primera gran orogenia europea conocida y está en el origen de las montañas británicas y las escandinavas. La orogenia hercínica, hace unos 350 m.a. (durante el Carbonífero), sería la que formaría los escudos como el que forman la Meseta Central de la Península Ibérica o el Macizo Central Francés. Finalmente la Orogenia Alpina (35 m.a.) conformaría las grandes cordilleras del sur del Mediterráneo.
España La sismicidad en España es consecuencia de la interacción entre la placa Africana, la microplaca de Alborán y la placa Euroasiática con la microplaca Ibérica (subplaca de la Euroasiática). Las zonas litorales pueden verse afectadas por Tsunamis. La sismicidad canaria está asociada al vulcanismo.

Italia se encuentra en el límite entre dos grandes placas tectónicas, la euroasiática y la africana, que a su vez tienen muchas microplacas que se desplazan continuamente, dando lugar a fracturas o fallas en la corteza terrestre.
 En este proceso se libera gran cantidad de energía en forma de ondas sísmicas que causan los temblores o terremotos.
El 06 de abril 2009 un  terremoto en el centro de Italia se produjo como consecuencia de una falla normal en una estructura de dirección NO-SE orientada en los Apeninos centrales, que es un cinturón montañoso que se extiende desde el golfo de Taranto en el sur hasta el extremo sur de la cuenca del Po en el norte de Italia.

Geológicamente, los Apeninos es una región  tectónica y geológicamente compleja, involucrando tanto a la subducción de la placa de micro-Adria por debajo de los Apeninos, de este a oeste, entre las placas continentales de Eurasia y África.

 La construcción Mediterráneo central.
La región de los Apeninos centrales ha experimentado varios sismos importantes en la historia.
Este evento de 1997 de 6.0 Mw fue parte de una serie de terremotos conocida como la secuencia sísmica de  Umbria-Marche, que incluye ocho eventos de magnitud mayor a 5.0 en un período de dos meses entre septiembre y noviembre de ese año.

Fallas sísmicas y volcanes.
La sismicidad de Turquía es controlada por la interacción compleja de varias placas tectónicas. Como consecuencia de la dinámica de este ambiente geotectónico complejo, se originan diversos terremotos, los cuales afectan a la vida, la economía y la infraestructura. Debido a dicha interacción, la historia de terremotos de grandes magnitudes es larga en la región nor-occidental de Turquía. 
La falla tectónica del norte de Anatolia constituye el límite de las placas Anatolia- Egea y Eurasiática al norte. Esta falla es responsable de una secuencia de terremotos de magnitudes superiores a 6.7 desde 1939.
 El terremoto ocurrido el 17 de agosto de 1999, con epicentro cerca de Izmit (Kocaeli), con una profundidad de 15 kilómetros, y con una magnitud de 7.4 en la escala de Richter,es el undécimo sismo de esta secuencia.
Los terremotos de Turquía son provocados por el movimiento hacia el norte de las placas Arábiga y Africana,contra la placa Eurasiática,presionando la pequeña microplaca turca hacia el oeste
Relacionados:
Mapas geológicos y más...