domingo, 27 de octubre de 2013

Geología de Venezuela y la tectónica de placas



Las consecuencias del movimiento de las placas en Venezuela se reflejan en el origen de los sistemas montañosos que se presentan en su territorio: los Andes y las cadenas costeras, la existencia del mar Caribe, la separación de superficies insulares y otros acontecimientos relevantes en su fisiografía.

La migración de las placas hizo que el Escudo Guayanés se separara del gran escudo Pre-Cámbrico que conformaba con el continente africano. 

El Escudo Guayanés Representa la estructura geológica más antigua de Venezuela. No es una unidad geológica aislada, está relacionada con el Escudo brasileño. Ambos macizos son restos del gran continente Godwana. 
 La era  Mesozoica  o era de los dinosaurios como también se le conoce, comprende de los periodos  Triásico  (210-250 m.a.), Jurásico y  Cretácico  
En el Paleozoico, durante la Pangea, nuestro territorio se unía a la parte central-oeste de África  de allí la coincidencia de que las provincias geo-estructurales de dicho continente sean un tanto similares a las de Suramérica, ademas de la coincidencia en especímenes fósiles encontrados en ambos continentes, lo cual apunta con mayor certeza a las teorías antes mencionadas.

Hace 180 millones de años, en el Jurásico, América del Sur se separó de la América del Norte. Para entonces, en los lineamientos de las dorsales atlánticas, Suramérica se apartaba de Africa en dirección noroeste, lo cual en un período de 135 a 65 millones de años,. el continente suramericano estaba separado por completo tanto de África como de la América del Norte.

Este desplazamiento hacia el oeste hizo que los márgenes occidentales de América se convirtieran en activos, mientras que los orientales, se comportaban de forma pasivas. Los primeros son los más afectados por la confluencia de las placas, por eso se producen cinturones extensos de levantamientos, fallamientos, plegamientos, vulcanismo, entre otros.

Para finales del Cretáceo,(Era Mesozoica) el movimiento de Suramérica hacia el noroeste pudo haber comenzado a levantar la cordillera de la Costa hacia el lado noreste de Venezuela, antes de eso, seguramente el litoral se ubicaba en el borde norte del Escudo Guayanés. 

Los Andes primitivos comenzaron a levantarse igualmente a finales del periodo Cretácico. Al final del Eoceno continuó la orogenia formadora de la Cordillera de Mérida.
Valle Plateado al fondo dela Cordillera de Mérida
El levantamiento, tal vez muy rápido, de las cordilleras ubicadas en el Estado Falcón, esto hizo que el río Orinoco se desviara hacia el lado este del país, dado que parte de los fósiles encontrados en la zona de Urumaco son propios de dicho río, tal como lo atestiguan los restos de algunas especies de bagres, tortugas y toninas. 

Si no hubiera sido tan rápido el levantamiento de esas montañas, posiblemente el Orinoco hubiese seguido circulando hacia el norte del país.
El paso del Paleozoico al Mesozoico en Venezuela esta marcado por la Orogénesis Herciniana en el Pérmico del occidente venezolano (orogénesis del Paleozoico Superior). Esto genera una serie de eventos geológicos importantes, a saber:
* Serie de intrusiones graníticas sintectónicas emplazada a niveles supracorticales afectando a los Andes Venezolano (especialmente Región Central) y a la Sierra de Perijá. 
* Metamorfismo regional en las rocas Paleozoicas afectando la región central.
Deformación tectónica intensa que genera fallamientos, plegamientos y derivados producto de una intensa compresión que se refleja en el desarrollo de clivajes y planos de corrimiento. 
* Cambios Paleogeográficos importantes como la elevación del borde septentrional de Cratón de Guayana, retiro del mar hacia el norte de Venezuela occidental, elevación topográfica de la cordillera andina ancestral (arco de Mérida) con dirección NNO-SE. 

Mapa de la distribución del terreno aloctóno en el norte de Suramérica (Venezuela) en los cuales hay rocas Paleozoicas. Dichos terrenos fueron suturados secuencialmente a la cuenca autóctona del Paleozoico inferior, durante el ordovícico – silúrico, durante el carbonífero y desde finales del Mesozoico hasta el presente
La era Cenozoica, la cual comenzó hace unos 65 millones de años y se extiende hasta la actualidad,es conocida por los grandes cambios sufridos por el planeta, el cual se reponía del cataclismo que acabo con gran parte de la vida mesozoica, adquiriendo así las características que se presentan en la actualidad. 
  
Este periodo esta comprendido por el Paleoceno, Eoceno y el Oligoceno, durante los cuales ocurrió de importancia mundial, la tercera fase y final de la desintegración de la Pangea que se había iniciado al principios del Cretácico.

Hacia finales del Cretácico y el comienzo del paleoceno se marca un cambio significativo en el régimen tectónico del norte de Sur América, en Venezuela occidental, se sufrió el efecto de la colisión de la placa de Nazca (Océano Pacifico) y el occidente colombiano, caracterizado por un evento orogénico en la cordillera oriental de Colombia, la cual se produjo por ser un arco volcánico cerca del limite occidental, posterior a ellos ocurre el levantamiento de la cordillera central ya preexistente y se forma una cuenca de ante país, sedimentándose así el Grupo Orocue. 
En la Imagen tomada como referencia del , se puede apreciar la sedimentación paulatina del frente de deformación asociado a la entrada de la placa del Caribe frente a Sur América durante el paso del Paleoceno al Eoceno. 


El Paleoceno - Eoceno en Venezuela Nor-Central, las formaciones geológicas se encuentran dentro de un frente de corrimiento, posiblemente partes del prisma de acreción del arco de las Antillas, constituidos por los sedimentos de la Formación Guárico. Se generaron cuencas extensionales asociadas a transcurrencia al sur del limite entre las placas del Caribe y Sur América; las áreas de máxima subsidencia se ubicaron al norte del estado Falcón en ese tiempo (Eoceno Tardío). 

Durante el Oligoceno en Venezuela occidental y norte Central, la acumulación de sedimentos en la cuenca de Maracaibo se preservo mayoritariamente en sus flancos, originándose así al este los clastos arenosos de las Formaciones Carbonera y Ceibote (Grupo El Fausto), al sur y este los clastos finos de la Formación León y hacia el centro del Lago de Maracaibo, la Formación Icotea (designada por varios autores a este periodo). 

Un punto importante es que durante el Oligoceno la tectónica era muy activa donde se presume que gran parte de las áreas positivas se erosionaron, por esta razón se origina la discordancia cuyo interés económico, es que permitió el emtrampamiento del hidrocarburo en la parte occidental  de Venezuela.

El Neógeno en Venezuela esta marcado por importantes periodos formadores de montañas (orogénicos), los cuales son consecuencias directas de la interacción de las placas del Caribe y Sur América.
En la imagen se puede apreciar el inicio del levantamiento andino y la generación de estructuras asociadas al movimiento relativo de la placa Caribeña hacia el este, entre las placas de Norte América y Sur América para finales del Oligoceno y comienzos del Mioceno. Así como la colmatación de la cuenca antepaís y levantamiento regional del norte de Venezuela, como resultado de la deformación de extensas zonas asociadas al sistema de fallas (Boconó, San Sebastían y Oca).
El Cuaternario o Neozoico es el último de los períodos geológicos, se divide en dos épocas: 

Pleistoceno y Holoceno.
En Venezuela estos sedimentos se presentan como poco consolidados en una serie de capas y conglomerados. 

Pleistoceno
El límite Plioceno-Pleistoceno está relacionado con un levantamiento importante en Los Andes y la Cordillera de la Costa, donde se evidencia en los pies de monte donde la mayor parte de las formaciones están relacionadas con variaciones morfoclimáticas con erosión y sedimentación en ambientes de abanicos aluviales.



Mientras que en occidente, en la cuenca del lago de Maracaibo el límite Plioceno-Pleistoceno está indicado por la sedimentación de las formaciones El Milagro, Necesidad y Onia. 

Así mismo en Venezuela oriental, básicamente en la península de Paria, en la vertiente sur, las facies proximales de los sedimentos de la Formación Río Salado, se pueden ubicar dentro de esta sedimentación característica de conos aluviales piemontinos.

 La formaciones Mesa y Guiria también se pueden considerar que comienzan la sedimentación en el límite Plioceno-Pleistoceno, aún cuando la edad de sedimentación asignada corresponde a todo el Pleistoceno Temprano y Pleistoceno Medio.


Lago de Maracaibo,estado Zulia.Venezuela

Durante el Pleistoceno Temprano, todas las formaciones que se han incluído en el límite Plioceno-Pleistoceno, continuaron su desarrollo sedimentario. En el Pleistoceno Medio se caracteriza por un aumento importante en las variaciones de temperatura, con respecto al Pleistoceno Temprano, así como la amplitud de las mismas, lo cual produjo glaciaciones e interglaciaciones de gran magnitud.

 Varias formaciones que iniciaron su ciclo sedimentario en el Pleistoceno Temprano continuaron su desarrollo en el Pleistoceno Medio.

En Venezuela, el Pleistoceno Tardío, ha sido relativamente bien estudiado y documentado, en comparación con el Pleistoceno Temprano y Medio. Las terrazas marinas calcáreas y sedimentos correspondientes al último interglaciar, han sido ampliamente descritos y se han efectuado dataciones que han permitido establecer correlaciones con otras áreas del Caribe.

Holoceno
Esta sedimentación esta desarrollada desde hace 10.000 años y comprende la amplia variedad de ambientes sedimentarios que se han mantenido con la transgresión marina en las líneas de costa, plataformas continentales, regiones insulares y todas las áreas continentales. 
En el Golfo de Venezuela y la bahía de Calabozo se están distribuyendo y acumulando sedimentos de la plataforma somera en las zonas litorales y costeras, así como sedimentos fluviales y paludales en los planos de la región de Sinamaica-Cojoro y Barra de Maracaibo-Bahía de El Tablazo.

Como parte del drenaje de la Sierra de Falcón el río Mitare está formando un delta en el Golfete de Coro y a lo largo de la costa occidental de Falcón existen playas constructivas y erosivas. De igual manera en la costa central de Venezuela desde Puerto Cabello hasta Cabo Codera en una franja angosta, con plataforma continental que rápidamente se hace profunda, dominada por acantilados de las rocas ígneas metamórficas de la Cordillera de la costa.
Golfete de Coro.Venezuela.
Desde Puerto La Cruz a Cumaná, es una costa típica de sumersión en que los escarpados son abruptos y los sedimentos afloran directamente cara al mar. Hay poca sedimentación a lo largo de las líneas de costa, y en algunas áreas como la Bahía de Mochima se encuentran desarrollos locales de sedimentación calcárea con crecimientos de colonias de corales y organismos asociados.
Bahía de Mochima,Venezuela.
 El mayor aporte de sedimentos fluviales en este tramo es por el curso del río Manzanares, en Cumaná.

En el área del golfo de Paria y delta del Orinoco se encuentran costas bajas y cenagosas con una gran acumulación de sedimentos, principalmente del río Orinoco y río San Juan. Los sedimentos del Orinoco en el desarrollo del delta acarrrean y forman las diversas facies deltáicas, en estos ambientes transicionales a lo largo de la línea de costa (Van Andel, 1967).
En algunas de las regiones insulares, a partir de la transgresión holocénica, se ha desarrollado una importante sedimentación de carbonatos como es el caso del archipiélago Los Roques, Aves de Barlovento, Aves de Sotavento, La Orchila, La Blanquilla, La Tortuga, Isla de Aves, y en algunas áreas locales de la isla de Margarita.

En las áreas continentales la sedimentación fluvial con los diversos ambientes y facies se extiende en las zonas de llanuras y mesetas, principalmente en los afluentes del Orinoco por las vertientes occidental y septentrinal de los afluentes que provienen de la Cordillera de Los Andes y Cordillera de la Costa.

La sedimentación lacustre se encuentra en los sistemas más importantes: el lago de Maracaibo y el lago de Valencia. En el subsuelo de la costa oriental del lago de Maracaibo se están desarrollando depósitos de turbas, en un proceso sedimentario que se inició desde principios del Holoceno (Delgado, 1987; Scherer y Jordán, 1988).

En los Andes venezolanos se encuentra la sedimentación fluvial en los valles internos formado depósitos en el piedemonte, abanicos y conos aluviales, así como el acarreo de sedimentos y erosión en los valles modelando las terrazas fluviales que se están formando actualmente. 


 La geofractura que pasa por la costa centro-oriental y por la Cordillera de Mérida comprende un borde entre las placas antes mencionadas.


 Los desplazamientos a ambos lados de dicha geofractura indican una especie de movimiento de rotación en el borde sur de la placa caribeña. 

Una de las evidencias de este contacto es la intensidad sísmica (fallas de Boconó y de El Pilar), siendo Los Andes y las montañas costeras zonas de alta sismicidad.


 Estudios recientes (finales del siglo XX), a través de la utilización de aparatos de GPS, demostraron que la Placa del Caribe, en la parte norte del estado Sucre, se mueve a razón de un centímetro por año en dirección hacia el este.

En resumen, los efectos más recientes de la tectónica de placas han dado origen en Venezuela a los sistemas montañosos andinos y costeros; a la par de esta orogénesis, los agentes externos han removido en los paisajes montañosos grandes volúmenes de sedimentos que han colmatado a grandes regiones como los Llanos, el delta del Orinoco y la depresión del lago de Maracaibo.

La inestabilidad tectónica reciente también ha sido responsable de que una parte de los Llanos (estados Anzoátegui y Monagas) haya sido ligeramente levantada con respecto al nivel del mar, dando como resultado paisajes de extensas mesas disectadas .

Fuentes:
El Universal

Espero que sea de mucha utilidad,como escribe mi amigo Rafael Rodríguez de  Geología venezolana,en su sitio la información esta más amplia.