Kepler descubre planeta similar a la Tierra

El concepto de un artista muestra a Kepler-186f, el primer planeta que se ha confirmado que tiene un tamaño similar al de la Tierra y que órbita una estrella distante en la zona habitable.
 Por medio del Telescopio Espacial Kepler, de la NASA, astrónomos descubrieron el primer planeta de tamaño similar a la Tierra que órbita en la “zona habitable” de otra estrella. El planeta, llamado “Kepler-186f”, orbita una enana M, o enana roja, que es una clase de estrella que conforma el 70 por ciento de las estrellas de la galaxia Vía Láctea. El descubrimiento de Kepler-186f confirma que existen planetas de tamaño similar a la Tierra en la zona habitable de estrellas distintas de nuestro Sol.
La “zona habitable” se define como el rango de distancia que hay de una estrella como para que un planeta en órbita pueda albergar agua líquida sobre la superficie. A pesar de que ya se han encontrado planetas en la zona habitable, los hallazgos previos son al menos un 40 por ciento más grandes que la Tierra y entender su composición constituye todo un desafío. Kepler-186f se parece más a la Tierra.
Kepler-186f orbita su estrella enana madre M una vez cada 130 días y recibe un tercio de la energía que obtiene la Tierra del Sol, lo cual lo coloca más cerca del borde externo de la zona habitable. Sobre la superficie de Kepler-186f, el brillo de su estrella al mediodía es apenas como el brillo que apreciamos de nuestro Sol aproximadamente una hora antes de la puesta del Sol.
El diagrama compara los planetas de nuestro sistema solar interior con Kepler-186, un sistema estelar de cinco planetas que se encuentra a aproximadamente 500 años luz de la Tierra, en la constelación del Cisne. 
Kepler-186f está ubicado en el sistema Kepler-186, a alrededor de 500 años luz de la Tierra, en la constelación del Cisne (Cygnus). El sistema también alberga a otros cuatro planetas: Kepler-186b, Kepler-186c, Kepler-186d y Kepler-186e, los cuales giran alrededor de su sol cada 4, 7, 13 y 22 días, respectivamente. 
Esto hace que sean demasiado calientes como para albergar vida tal como la conocemos. Estos cuatro planetas interiores, todos, miden menos que 1,5 veces el tamaño de la Tierra.
Los próximos pasos en la búsqueda de vida extraterrestre incluyen la búsqueda de verdaderos gemelos de la Tierra (planetas del tamaño de la Tierra que orbiten dentro de la zona habitable de una estrella similar al Sol) y la medición de sus composiciones químicas. 
El Telescopio Espacial Kepler (Kepler Space Telescope, en idioma inglés), que midió simultánea y constantemente el brillo de más de 150.000 estrellas, es la primera misión de la NASA capaz de detectar planetas de tamaño similar al de la Tierra ubicados alrededor de estrellas como nuestro Sol.
Fuente: Ciencia@NASA
Relacionado:
Qué es un exoplaneta?

Entradas populares