miércoles, 14 de agosto de 2013

Diferencias entre un tifón y un huracán


Tifon Sanba South Korea on September 17, 2012. (Yonhap/AFP/GettyImages)

Un tifón igual como  un huracán son ciclones tropicales que se forman en el Pacífico occidental y en el Atlántico o el Pacífico oriental, respectivamente. Sin embargo, hay algunas diferencias a tener en cuenta:
  • La rotación de las masas de aire se produce de manera invertida: en los tifones en contra del reloj en el hemisferio norte y a favor en el sur; en los huracanes se da de forma contraria.
  • Los tifones generalmente son muy violentos pues el agua de esta zona del Pacífico es más caliente. Los huracanes, por su parte, se dan en forma más escalonada y se clasifican en 5 categorías de acuerdo a la intensidad de sus vientos (de 1 a 5).

  • Las áreas más afectadas por los tifones son el mar de China y el sureste de Asia. Los huracanes afectan el Caribe principalmente.
  • Hay una frecuencia mayor de tifones por año: 25 a 30. Los huracanes solo son de 10 a 15 anualmente.
En ambos casos se producen vientos y ráfagas muy fuertes, lluvias extremas, tormentas 

tornados.Tifones,huracanes o ciclones...

Estos términos, todos con el mismo significado, se utilizan en distintas partes del mundo. Un huracán es un grupo de tormentas muy próximas entre ellas, con un diámetro medio de 500 km, que giran en espiral alrededor de una parte central: el ojo del huracán, de aproximadamente 40 km de diámetro, que se encuentra en calma. Se originan en las proximidades del ecuador, donde la fuerte insolación calienta el agua del mar a 27ºC o más, lo que origina una intensa evaporación y una fuerte convección, que forma nubes de tormenta de un enorme desarrollo vertical. El giro en espiral es consecuencia del efecto de Coriolis, que aumenta a medida que se aleja del ecuador. El sentido de giro es contrario a las agujas del reloj en el hemisferio norte (inversamente a lo que pasa en el hemisferio sur).
Debajo del ojo del huracán, como resultado de la fuerte succión que ejercen las borrascas, se produce una elevación del agua del mar, que genera un intenso oleaje que puede llegar a tierra y causar estragos. Además del movimiento de rotación, también se desplazan de este a oeste y destruyen los lugares por donde pasan. Posteriormente, los del hemisferio norte se dirigen hacia el norte y después hacia el noreste; los del hemisferio sur se dirigen al suroeste y finalmente al sur. Cuando los huracanes penetran en los continentes se debilitan, porqué se les corta el suministro de humedad y se convierten en tormentas tropicales. Si vuelven al mar, pueden activarse nuevamente.
Los grandes peligros de un huracán son resultado de la velocidad de rotación del viento alrededor del ojo, de las inundaciones que provoca el oleaje y las fuertes lluvias (300 – 600 l/m2), que causan considerables daños materiales. Es por esto que tradicionalmente se emplearon aviones para detectar los huracanes, un método muy arriesgado. Hoy en día, se efectúa un seguimiento fotográfico por satélite y radar, y hay sistemas para alertar a la población.
Cada año se forman aproximadamente 18 tifones en las costas de Filipinas, China y Japón (1); 5 - 6 en la costa pacífica de América central (2); 8 huracanes en el Caribe y en la costa oriental de los EEUU (3); 10 ciclones en la costa oriental de África (5) y 2 en el norte de Australia (6).




Fuente:OjoCientífico
Meteosolana
Relacionados:
Qué es un tifón?
Efecto Corioli